Brest

El comienzo fue algo muy rápido, como en un abrir y cerrar de ojos. Serguéi ni siquiera tuvo tiempo de asimilar todo y a todos a los que había perdido. Las agujas del reloj solo habían dado una vuelta completa desde que empezó el tormento. Eran las escasas cuatro de la tarde, y Serguéi estaba tumbado, boca arriba. Le vestía su uniforme militar, verde musgo, y en esa estancia le acompañaban soldados valientes. Vivos y muertos.

Continuar leyendo «Brest»

Jánovas

En algún lugar del Sobrarbe aragonés, aún vive el cadáver de lo que algún día fue el pueblo de Jánovas. No está muy lejos de la carretera que une Sabiñánigo con Portbou, a una cota mucho más baja que no hace sino parecer esconder con vergüenza lo que ya hoy es un puñado de ruinas, de las que atestiguan vidas rotas. La historia de la muerte de este pueblo es un fiel reflejo de otra gran historia de nuestro país, la del negocio cruel con una palmada en la espalda, de la que no hacemos más que recoger testimonios desde 1936.

Seguir leyendo

No

3800467037_1c0bf2ee3c_z

No. Por Dios, espera.

Nuestros caminos nunca deben separarse y aún debemos luchar por tenerlos férreamente unidos. Cómo voy a olvidarte, cómo voy a olvidar cuando nos conocimos, cuando empezamos a zambullirnos en los lagos de nuestros miedos, cuando empezamos a confesarnos secretos frente a la hoguera del que acabó siendo nuestro hogar.

Seguir leyendo

Sonata crepuscular

15522733585_c46f356175_z

Dejó su pequeña mochila a un lado y se sentó al borde del precipicio a contemplar el ya casi pretérito anochecer. Ni un murmullo, ni un pájaro ni el suspiro de un solo humano. No era creyente, pero pudo sentir a Dios cantándole el silencio. El Sol ya estaba acostado bajo la ciudad, al fondo a la derecha, en un valle entre dos montañas. Solo se veían pequeñas hebras de la grandeza que había tenido durante el día, y ya cada vez menos. Con su sueño llegarían sus hermanas, las estrellas, musitando rencorosas nanas a todos los infelices que preferían ver tristes luces de neón de infinitos pasillos de oficinas.

Seguir leyendo

Sobre periodismo, palos de ciego y ferrocarril

opori

Poco después de las diez de la mañana, España amanecía con la triste noticia del descarrilamiento de un tren de pasajeros en la localidad Pontevedresa de Porriño que se ha saldado con cuatro fallecidos y decenas de víctimas. De una forma o de otra, este es el único tipo de noticia en el que todos los medios de comunicación informan unánimemente, dejando atrás su línea editorial. Sucede en grandes accidentes, como el de Angrois del pasado 2013 o el de Porriño de esta misma mañana. Pero, por desgracia, el protocolo de actuación ante casos como este no deja de ser arquetípico en desgraciados sucesos como el de hoy.

Seguir leyendo