Sobre periodismo, palos de ciego y ferrocarril

opori

Poco después de las diez de la mañana, España amanecía con la triste noticia del descarrilamiento de un tren de pasajeros en la localidad Pontevedresa de Porriño que se ha saldado con cuatro fallecidos y decenas de víctimas. De una forma o de otra, este es el único tipo de noticia en el que todos los medios de comunicación informan unánimemente, dejando atrás su línea editorial. Sucede en grandes accidentes, como el de Angrois del pasado 2013 o el de Porriño de esta misma mañana. Pero, por desgracia, el protocolo de actuación ante casos como este no deja de ser arquetípico en desgraciados sucesos como el de hoy.

Lo veíamos días después del fatídico accidente del Alvia de Santiago, del que aún sigue su maquinista como único imputado. Mientras los medios de comunicación y las diversas investigaciones que buscaban la causa del siniestro indagaban en algo tan técnico como es la circulación ferroviaria, los que tenemos nociones más que básicas sobre el tema sabíamos lo que había ocurrido. No habían pasado cuarenta y ocho horas del accidente y ya muchos internautas habían tachado al arrepentidísimo Garzón Amo de asesino merecedor de la pena capital. Aparecían en diversas redes sociales (y hasta debajo de las piedras) expertos en ferrocarril que, mediante un complejo sistema de razonamiento, achacaba la responsabilidad del accidente a un sistema que acababan de descubrir (llamado ASFA) porque emitía un pitido en la grabación de la caja negra y hasta había quien veía en el archiconocido vídeo del descarrilamiento una aparición fantasmagórica, en cuyos comentarios llegué a leer que el accidente se habría producido por intercesión de alguna fuerza alienígena.

Toda esta suerte de absurdos y sinsentidos vio su llama avivada en todo momento por la acción periodística, cuya labor me voy a permitir tildar, como periodista en proyecto, de absolutamente lamentable. Hace poco cumplimos el tercer aniversario del triste acontecimiento y el grueso de las noticias a las que se suman las referidas al accidente de hoy me han demostrado que la labor investigadora del periodismo español es totalmente superficial, por no decir nula, cuyos efectos son totalmente contraproducentes, pues el poco afán investigador hace obtener al periodista información equívoca que es transmitida al ciudadano de a pie, quien sin tener (ni deber tener) la más remota idea de circulación ferroviaria, acaba generando una opinión erróneamente fundada que, en la mayor parte de los casos, acaba siendo de culpabilización al maquinista.

Pasando por alto el clásico ejemplo de llamar “vagón” a lo que en realidad es un coche de pasajeros, el periodismo español ha visto hoy una excelente ocasión para lucirse. Y no nos ha defraudado, lo ha vuelto a hacer. La rapidez de los medios de comunicación a la hora de referirse a la antigüedad del material motor accidentado (el 592.056, propiedad de Renfe Viajeros pero alquilado a la portuguesa CP) como causa principal del siniestro ha sido unánime. La información aportada por estos sobre el tren ha sido de lo más variopinta: desde la nueva subserie eléctrica del 592 inventada por 20minutos hasta la pequeña manía que acaba de descubrir Faro de vigo del “Asfa básico” consistente en no frenar el tren al paso por una señal en indicación de parada pasando por la disminución de categoría de dependencia de El País (de estación a apeadero) y la invención de una supuesta vía provisional que se usaba durante unas supuestas obras a las que, por cierto, se han referido todos los medios de comunicación. Obras que no eran más que una mera revisión ocular rutinaria de las agujas.

Pero sin lugar a dudas, el premio Pulitzer se lo ha llevado el programa de Susana Griso en Antena tres: Espejo público. Poco después de las once menos cuarto de la mañana se hacían eco del trágico accidente y atendían la llamada de un viandante que tuvo el dudoso honor de ser testigo del accidente. Como testigo que fue acabó dando su opinión y, nuevamente, una suerte de datos infundados, como la edad del tren, que estimó en más de sesenta y cinco años (cuando realmente tiene treinta). Si bien, como he citado, no fueron más que conjeturas, los siguientes cincuenta minutos del programa se basaron en esas creencias y demás suposiciones erróneas y opiniones que se hacían pasar por periodismo de rigor, bien fundado y documentado. Entre ellas cabe destacar las de Nacho Abad, quien responsabilizaba, sin resolución judicial alguna ni datos oficiales de las causas del siniestro, al propio maquinista, a quien tildó de imprudente. La guinda del pastel se encargó de colocarla un tal Antonio, maquinista de profesión, que llamó al programa para dar datos técnicos más erróneos aún sobre señalización.

En tragedias de este calibre, tanto la ciudadanía de a pie como la prensa se obsesionan en depurar responsabilidades con la mayor brevedad y rapidez posible. La búsqueda de la exclusiva del nombre y el apellido del infractor lleva al periodismo a hacer una investigación muy superficial del sistema ferroviario que, a la hora de explicarse, acaba induciendo a error. Posiblemente, si se divulgara información correcta y fundada, dejaríamos de culpar en primera instancia al último eslabón de la larguísima cadena de responsabilidades y de dar palos de ciego a un vacío de conocimiento de una determinada materia, pues sin fundamento no hay argumento de peso que otorgar al lector.


Texto: Álvaro Arrans

20 comentarios sobre “Sobre periodismo, palos de ciego y ferrocarril

  1. Pocas veces he leído más acertados comentarios y mejor calificación de opiniones temerarias como las de hoy. Lo del «vagón donde iban los viajeros» ya lo tenemos algunos como introducción obligada de nuestras charlas…. Pero lo de la edad del material o el desconocimiento de esta clase de tren para un «importante sindicalista» ya es para nota. Sin lugar a dudas los pisacharcos de costumbre, al menos en estos serios casos, deberían contenerse. Los exmaquinistas y un poco documentalistas como un servidor lo agradeceríamos.
    J l ll
    Valencia

    Me gusta

  2. Llevo 40 años de profesión (maquinista), gracias por verter opiniones normales, la normalidad, esperar a que concluyan las investigaciones necesarias, no venden, nosotros los profesionales sabemos que lo mejor ante un accidente con víctimas es ser una de ellas, porque nadie te reconocerá como una víctima si tienes la suerte de salir con vida, si mueres solo serás el culpable del accidente, nadie lo creerá porque saben que es la excusa de los verdaderos responsables para eludir la que les corresponde, aunque tú estarás muerto.
    Me molesta horrores comprobar el desconocimiento de quienes opinan inmediatamente después de un accidente, pero me molesta mucho mas que veladamente preparen la acusación del muerto acusandole del incumplimiento del anuncio de precaución al paso por las agujas de entrada, (sin estar comprobado) que provoca la desgracia. Descanse en paz mi compañero y demás víctimas del accidente y ya adelanto que jamás sabremos la verdad. A tí te doy las gracias.
    Chema Blázquez. Maquinista en Atocha.

    Me gusta

    1. Llevas toda la razón del mundo. Y eso solo lo sabemos los que estamos ahí. Que dios los tenga en su gloria y nos cuiden a los que nos quedamos. Y ha esta gente por decir algo, más vale que se callen y pidieran disculpas por ser tan listos sin saber de nada.

      Me gusta

  3. Te apunto algunas más oídas:

    La causa pudo ser el diferente ancho de vía de Portugal (y nosotros gastando dinero en cambiadores de ancho cuando se ve que entre España y Portugal pueden circular sin mas…)

    Es una vía antigua sin electrificar (Espejo Público, los cables de la catenaria eran cuerdas de tender la ropa)

    Chocó contra un poste de alta tensión (cuando se veía un peazo de foco para iluminar la playa de vías)

    Había un paso a nivel (…y balastro, ya puestos)

    Es una vía de Portugal en territorio español y el tren es portugués (Nos han invadido)

    Aunque un tren no tenga parada, siempre frena entrando en las estaciones (estos si van al Corredor Mediterráneo o a una estación de AV en PAET tipo Camp de Tarragona lo flipan…)

    El rudimentario sistema ASFA (si les explican el bloqueo por telefonemas no se suben en un cercanías en su vida)

    Me gusta

  4. Como maquinista que soy creo que el artículo en su línea general e intenciones es acertado.
    Si bien es cierto que no soy muy amigo del periodismo de éste país, creo que la auténtica razón de su falta de veracidad radica en la propia sociedad, consumidora de titulares más que de realidades. Los españoles por regla general llevamos dentro a un experto en cualquier materia con solo haber leído unas líneas sobre ella.
    Dicen por ahí que en el New York Times no se publica una noticia hasta que no está contrastada por, al menos, tres fuentes distintas. Aquí el comentario conjetural de un ciudadano sin conocimiento sobre la materia sienta las bases para llenar una hora de tele basura. Nos queda mucho camino por andar.
    Al autor, como periodista en proyecto que dice ser y dado que entra en distinciones como vagón – coche y estación – apeadero (distinciones correctas, eso sí), decirle que la acción y efecto de descarrilar no es «descarrilo», sino «descarrilamiento».

    Me gusta

    1. «Dicen que el Times contrasta 3 veces … » Tú mismo estás cayendo en lo que críticas más arriba,»e español opina sólo con leer unas lineas»
      Sin ofender,que tienes razón en lo que escribes.

      Me gusta

  5. Utilizar vagón es correcto según la RAE «1. m. En los ferrocarriles, vehículo de viajeros o de mercancías y equipajes.» otra cosa es que en jerga vagón y coche no sean lo mismo

    Me gusta

    1. Es que los de la RAE no tienen ni puñetera idea de Ferrocarriles tambien dan como valido balastro y no es asi es balasto, asi que siempre es Coche de Viajeros y Vagon de Mercancias y ya pueden ir tomando nota los de la RAE a ver si se enteran

      Me gusta

    2. Los de la RAE no tienen ni puñetera idea de Ferrocarriles, tambien para ellos es correcto Balastro y no es asi es Balasto, asi que siempre los Coches de Viajeros y los Vagones de Mercancias a ver si los de la RAE se enteran alguna vez de algo

      Me gusta

      1. Y el Metro tampoco tiene Vagones son Coches o si acaso Remolques para diferenciarlos de la Motriz o el Coche Motor que suele ir en primer lugar de la Composicion.

        Me gusta

      2. El último diccionario que yo ví era un auténtico despropósito, que ahora es trasporte en vez de transporte y lindezas como ésa… Ni caso. Una falsedad repetida mil veces sigue siendo una mentira.

        Me gusta

  6. Con mucho gusto he leido este blog tan claro e inteligente.

    En lo que a la vida ferroviaria se refiere, las cosas parecen ser comparables en todos los países – ¡y no sólo en el mundo ferroviario!

    Las gente parece tener mucho hambre para las malas noticias. La verdad parece tener poco valor el el mundo de ‘la Prensa’.

    May the souls of the departed rest in Eternal Peace.

    (Por favor perdonar mis pobres conocimientos del Castellano.)

    Me gusta

  7. conocia personalmente al maquinista y era una persona muy responsable donde las haya,algunas personas antes de hablar,deberian meterse un trapo en la boca,y claro el pobre maquinista como nunca podra hablar,se llevara todas las culpas,cada dia me doy mas de cuenta que miserables son algunos.

    Me gusta

  8. «Nunca dejes que la verdad te arruine una buena historia». Esta máxima la leí hace mucho tiempo y en su momento me pareció bastante exagerada. Ya no me lo parece tanto. ¿Como va a rellenar la Sra. Griso su programa si ante un accidente como el de hoy se limita a decir «Grave accidente ferroviario en Galicia. Se están investigando las causas. Informaremos sobre hechos contrastados.». Eso no vende. Y ante dos informaciones contradictorias elegir SIEMPRE la más morbosa.
    Inventan tanto en un tema que los maquinistas dominamos (es nuestro modo de vida) que ya no les puedo creer en ningún otro.

    Me gusta

  9. Excelente Alvaro. En Argentina sucede lo mismo con las notas de los diarios. A veces me da risa lo que publican, pero después me pregunto por qué no se informan antes de publicar inexactitudes. Conozco del tema ya que trabaje durante 25 años en los ferrocarriles de mi país, por eso Alvaro, gracias por la nota que comparto plenamente.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s