Abrazos de aeropuerto

7465122306_dc7c59cee8_z.jpg

Escúchame, deja de reír. Ahora quiero hablarte en serio.

No pierdas el billete, ni las ganas de verme.

Pueden pedírtelo al subir. Yo voy a pedirlas al llegar.

Recuerda: plaza sentada, con derecho a consumición

[de la distancia que nos separa.

No podré dormir sabiendo que ya estás cerca.

Me retorceré en las sábanas. Miraré los muebles oscuros.

La almohada escuchará todos mis secretos

y hasta puede que perdone todos los pecados

[que cometeré pensando en ti.

Mañana haré callar al despertador con mi ilusión.

Iré a esperarte a la sala de los que desesperan

bajo un reloj que seguramente querrá aturdirme.

No tengo prisa, allí el tiempo no cobra ni factura.

[sí lo hará en cuanto estés conmigo.

Escúchame, deja de reír. Ahora quiero hablarte en serio.

Mañana olvídalo todo en casa, no hagas la maleta.

Ven corriendo hacia mí, sin nada que te impida correr.

Mañana abrázame, como si no hubiera un mañana

[o como si nunca más nos volviéramos a ver.


Texto: Álvaro Arrans

Imagen: Adrien Sifre

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s